• Our Manifesto/Nuestro manifiesto

    The Calliope Heart and Soul/El corazón y el alma de Calliope Academy

    Everything we do at Calliope Academy comes from the BELIEF in the power of children to change the world. We create opportunities for children to discover their unique interests and passions.

     

    We believe children, ALL children, have the capacity to innovate and flourish in a purpose driven education and life.

     

    We believe children learn through play and experience in a safe space. We believe our space is a “living” space, adaptable to the needs and interests of the children. We believe learning can happen anywhere.

     

    We believe children are the heart and soul of our world. Our children are why we wake up in the morning, come to work and play and discover together.

     

    We believe children are individuals who have strengths, individual interests, and challenges. We believe, with the appropriate supports, children can succeed.

     

    Further, we believe teachers can serve as guides for children to explore their interests, and challenge to the extent that growth happens without breaking their spirit.

     

    We believe teachers need to be cared for, protected, and supported to keep the energy necessary to individualize, support, and challenge our kids.

     

    We believe teachers to be professionals and models for curiosity, innovation, resilience, integrity, and champions for each child.

     

    We believe we teach children, not classes.

     

    We believe every child and family has a story and our role is to first seek to understand, and then to provide the supports if necessary to ensure success.

     

    We believe in the value and worth of everyone in our school community and beyond.

     

    We believe our sole purpose is to leave the world better for having been in it.

     

    Every decision, every expenditure, everything we do is governed by these beliefs.

    Todo lo que hacemos en Calliope Academy nace de la CREENCIA en el poder que los niños tienen para cambiar el mundo. Nosotros creamos oportunidades para que los niños descubran aquello que les interesa y los apasiona de manera única y personal.

     

    Nosotros creemos que los niños, TODOS los niños, tienen la capacidad de innovar y florecer dentro de una educación y una vida impulsadas por metas concretas.

     

    Nosotros creemos que los niños aprenden a través del juego y la experiencia dentro de un espacio seguro. Nosotros creemos que nuestro espacio es un espacio “viviente”, que puede adaptarse a las necesidades y los intereses de los niños. Creemos que se puede aprender en todas partes.

     

    Nosotros creemos que los niños son el corazón y el alma de nuestro mundo. Nuestros niños son la razón por la cual nos despertamos por la mañana y venimos a trabajar, jugar y descubrir juntos.

     

    Nosotros creemos que los niños son individuos que tienen aptitudes y cualidades, intereses individuales y dificultades personales. Creemos que, si reciben el tipo de apoyo que necesitan, los niños pueden ser exitosos.

     

    Más aún, creemos que los maestros pueden desempeñar el papel de guías para que los niños exploren sus intereses y pueden proveer desafíos calibrados para ayudarlos a crecer sin quebrantar su espíritu.

     

    Nosotros creemos que los maestros necesitan recibir cuidado, protección y apoyo para poder mantener el nivel de energía necesario para distinguir la individualidad de los niños, apoyarlos y ofrecerles los desafíos necesarios.

     

    Nosotros creemos que los maestros son profesionales que proveen a los niños un modelo de curiosidad, innovación, flexibilidad e integridad, y que son paladines de todos y cada uno de ellos.

     

    Nosotros creemos que no damos clases, sino que enseñamos a los niños.

     

    Nosotros creemos que todos los niños y todas las familias tienen su propia historia, y nuestro papel es, en primer lugar, tratar de comprenderlos, y luego apoyarlos en caso necesario para asegurar que alcancen el éxito.

     

    Nosotros creemos en el valor y la importancia de todos los miembros de nuestra comunidad escolar y del mundo en general.

     

    Nosotros creemos que nuestro único propósito es dejar un mundo mejor que el encontramos.

     

    Todas y cada una de las decisiones que tomamos, todo el dinero que gastamos, todo lo que hacemos está gobernado por estas creencias.